Masaje, terapia manual, fisioterapia deportiva, drenaje linfático...

Pilates

El Método Pilates se podría catalogar como un sistema de entrenamiento físico, en el que se ejercita tanto la fuerza como la flexibilidad y mediante el cual se busca que todo el cuerpo trabaje de forma global, coordinada y equilibrada, sometiendo al organismo a un reto contínuo.

Para nosotros como fisioterapeutas representa además una excelente herramienta de diagnóstico y tratamiento en el abordaje de todo tipo de dolencias del aparato locomotor.

pilates-2016Es preciso entender que la gran mayoría de problemas que atendemos nosotros en la consulta como dolor de cuello, hombro, zona lumbar… tienen su origen en desequilibrios posturales debidos a un mal uso del cuerpo, potenciados por los hábitos de vida sedentarios y situaciones de estrés.

En problemas asociados a malas posturas, sobrecargas e inactividad, aunque el tratamiento mediante terapia manual u otras técnicas de fisioterapia haya sido muy exitoso, es preciso actuar sobre los factores que originaron el problema a través de ejercicio terapéutico como es el Método Pilates, de lo contrario más tarde o más temprano puede volver a aparecer.

¿Cómo puede ayudarte la práctica de Pilates?

La práctica del Método Pilates aporta múltiples beneficios tanto para personas que tengan algún tipo de patología como para las que no. Entre ellos:

  • Fortalecimiento y tonificación muscular de forma equilibrada.

  • Mejora la movilidad articular, neural y por tanto la flexibilidad en general.

  • Mejora la postura.

  • Tonifica con especialmente la musculatura encargada de estabilizar segmentos corporales, como la zona lumbar y pélvica, que tienen tendencia a estar demasiado móviles y generar dolor.

  • Mejora la conciencia corporal y la propiocepción (nos permite conocer la posición de muestro cuerpo en el espacio).

  • Proporciona mejoras en la coordinación y el equilibrio.

  • Desarrolla el control motor: permite “educar” al cuerpo para que realice patrones de movimiento correctos y eficaces, minimizando el riesgo de aparición de lesiones y sobrecargas.

  • Favorece la activación de grupos musculares debilitados (normalmente aquellos que se encargan de estabilizar la columna, la zona de los hombros y la pelvis) y estira e inhibe aquellos que pueden estar sobreactivados y en tensión.

 

 Pilates para embarazadas

El mantener la actividad física durante el embarazo, aporta múltiples ventajas a la mujer que, si no padece problema alguno que lo contraindique, verá en el ejercicio físico una forma de mejorar su bienestar, de afrontar de mejor manera los cambios que se producen en su cuerpo durante la gestación y de preparar su organismo para el momento del parto. La práctica de Pilates se considera un ejercicio moderado apto para la mujer embarazada. Dentro de los beneficios que le puede reportar están:

  • Mejor tolerancia a la fatiga.
  • Mejora el tono, la resistencia y la fuerza muscular general.
  • Ayuda a controlar el aumento de peso durante el embarazo.
  • Mejora el tono de la faja abdominal y del suelo pélvico soportando mejor el aumento de peso y volumen del abdomen.
  • Ayuda a prevenir el dolor lumbar y la incontinencia urinaria.
  • Mejora la postura y la conciencia corporal.
  • Mejora la circulación en las piernas, ayudando a prevenir la aparición de varices, hinchazón de miembros inferiores y calambres musculares.
  • Puede favorecer la relajación, mejorar el sueño y el bienestar emocional.

Antes de comenzar a hacer cualquier actividad física durante el embarazo es preciso contar con la aprobación del ginecólogo para garantizar que tu estado de salud es óptimo.

Es conveniente que  hayas practicado Pilates durante unos meses previamente a quedarte embarazada, pero si aún sin tener experiencia en Pilates quieres probarlo y hacías algún tipo de ejercicio moderado habitual antes de tu embrazo, es recomendable que empieces a partir del segundo trimestre.

¿Cómo son las clases de Pilates?

Durante las clases, los ejercicios son de una exigencia y graduación progresiva de manera que se modifican y se adaptan en función de las características y capacidad física de la persona.

Las clases de Pilates suelo son individualizadas o en grupos reducidos de máximo 4 personas, y con una frecuencia de 2 días/semana o 1 día/semana.

Clases grupales septiembre 2017

Para más información sobre horarios ponte en contacto con nosotros.

Quizá también le interese:


Tu opinión nos interesa

En el siguiente formulario puedes darnos tu opinión sobre el servicio prestado

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

He leido y acepto la política de privacidad

Tu Mensaje

captcha